Los pueblos más bonitos de Andalucía

Con su curiosa mezcla de majestuosidad árabe y romana, reliquias, y encanto rústico español, dónde las torres de montañas brotan por encima de los ríos y cañones, no es de extrañar que Andalucía siga siendo una de las regiones más visitadas de la península ibérica. He aquí un vistazo a los 10 lugares más maravillosos de Andalucía.

Arcos de la Frontera

Con caminos a lo largo de una cresta de piedra por encima de las verdes tierres ribereñas del Valle del Guadalete, el pueblo de Arcos de la Frontera es algo así como la réplica de una Andalucía  griega de Santorini. Sus casas e iglesias brillan de un color blanco brillante bajo el sol, mientras que los tonos marrones orgánicos del Castillo son los que coronan la cima de la colina. Arcos era una fortaleza árabe del siglo 11, fue capturado por los cristianos en 1250 y formó uno de los puntos focales de defensa a lo largo de las líneas fronterizas entre los califatos medievales y los cruzados (de ahí el sufijo ‘de la Frontera’).

Alhama de Granada

Ubicado en medio de un mar de plantaciones de olivos, ondulantes campos de cebada y grupos de álamos y pinos, se encuentra Alhama de Granada. Es una ciudad de postal, ubicada bajo las crestas de Sierra Nevada que cuenta con unas preciosas vistas con montones de nieve durante el invierno. El centro se alza sobre el borde de una escarpada montaña, lo que añade un toque natural a los cuadrados de adoquines. Cerca de allí, el río Alhama serpentea su camino lentamente hacia la costa sur, atravesado por puentes romanos de liquen manchado.

 

 

Mijas

Alrededor de Málaga y Marbella, se cuentra uno de los pueblos favoritos de los excursionistas desde siempre. Mijas ofrece un golpe de encanto tradicional de los Pueblos Blancos, con vistas hacia el mar azul del Mediterráneo y hacia las mesetas de la Costa del Sol. La parte histórica de la ciudad, conocida como Mijas Pueblo, presenta infinidad de calles estrechas y pequeñas, y sus típicos techos de tejas rojas. La otra mitad del municipio, Mijas Costa, vibra con los omnipresentes bares anglo-españoles y deportes acuáticos.

 

Gaucín

A través de las crestas verdes del Parque Natural Sierra de Grazalema, y con un blanco deslumbrador, Gaucín ha sido la fuente de inspiración de poetas, pintores y artistas desde que fue descubierto por primera vez por viajeros de una corriente a mediados del siglo 19. Hasta entonces, este pequeño pueblo unido por calles arboladas y casas encaladas era un rústico pueblo de una Andalucía intacta. Ese carácter bucólico todavía permanece hoy en día entre las plazas somnolientas y restaurantes ocultos, a través de las expansiones selváticas de plantaciones de alcornoques y castaños, y en cada detalle de toda la naturaleza de la Cordillera Subbética.

Ronda

A través del cañón del Tajo, Ronda se encuentra con orgullo encima de una serie de acantilados en lo más profundo de la provincia de Málaga, entre las crestas de la Sierra de Grazalema y los alcances de pinos de la Sierra de las Nieves. Es una ciudad que estalla con interés histórico desde el primer momento, con puentes en arco romano, una maravillosa arquitectura árabe, y la plaza de toros más antigua de toda España (la plaza de toros de Ronda). También está adornada con un apasionante laberinto de históricos callejones que nos llevan a ver las maravillosas puertas góticas de la parroquia de Santa María la Mayor.

Nerja

Ubicado en los bordes meridionales de las sierras de Tejeda, a unos 50 km al éste de Málaga, Nerja sobresale de las brillantes aguas costeras del centelleante mar Mediterráneo. Habiendo sido habitada por romanos, moros y cristianos, hoy en día la ciudad yuxtapone acueductos que se desmoronan con condominios de moda, y la arquitectura mudéjar con la mezcla burbujeante de cafeterías, restaurantes de mariscos y lugares para tomar el sol. No se pierda las cercanas cuevas de Nerja, donde los restos humanos descubiertos datan de hace más de 25.000 años.

La Taha de Pitres

Ubicado en las profundidades de los valles de las Alpujarras de Andalucía oriental, La Taha de Pitres es la imagen misma del rústico sur de España. Es pequeño y con encanto, el centro es un conjunto de cabañas simple y solitario, rodeado por arboledas de robles y castaños y algún pino mediterráneo. A su alrededor, senderos serpentean en las colinas, y las puntas nevadas de la Sierra Nevada y el crujido de los carros de los agricultores se mezclan con el crujir de los pasos que se mueven entre las casas de adobe.

Alora

Ubicado a la perfección sobre una serie de tres cimas al noroeste de Málaga, el Pueblo Blanco de Álora lleva las marcas de la antigua Grecia (los fenicios primero contruyeron su hogar aquí, utilizando el alza de la colina como fortaleza), de romanos, de estilo gótico y de musulmanes por igual. La ciudad en sí es una perfecta imagen de postal de un asentamiento andaluz tradicional, rematado con toques de rojo terracota, surcada por ondulantes líneas. La plaza, de vez en cuando bañada por el sol,  es perfecta para las tapas al aire libre en una mezcla fresca de aceitunas y caldos regionales.

Zahara de la Sierra

Zahara de la Sierra se siente enriquecida con su Juego de Tronos que sobresale de una columna escarpada de roca en las afueras de la provincia de Cádiz. Está considerado como uno de los Pueblos Blancos más impresionantes en la región, que sale de la ladera de una montaña en medio de las colinas escarpadas de la Sierra del Jaral, inundado de callejuelas adoquinadas y salpicada de encantadores sitios como la Torre del Reloj, que repercuten en cada esquina con el encanto morisco-andaluz, que proviene de los gobernantes musulmanes que dominaban estas tierras hasta principios del siglo 13.

Grazalema

Ubicado en su propio enclave de la montaña en el corazón de su parque natural del mismo nombre, la pequeña ciudad de Grazalema es uno de los pocos puntos urbanos de gracia en el interior salvaje de la Sierra del Endrinal. Famoso por su entorno natural, está rodeado por franjas de abeto verde español y montones de praderas vírgenes que florecen en vivo con la llegada de la primavera. Entre las calles estrechas del centro, se divisan cestas colgantes, mientras que la Plaza de España está rodeada de pequeños restaurantes llenos de vida y la Iglesia de la Encarnación domina con espíritu encantador.

La Ciudad de las Artes y las Ciencias

Presente y futuro…

La Ciudad de las Artes y las Ciencias en Valencia es uno de los principales atractivos de esta ciudad. Te recomendamos que las entradas las compres con antelación (puedes comprar tus entradas para la Ciudad de las Artes y las Ciencias desde aquí).

La Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia es un inmenso centro de ocio, situado justo en el viejo cauce del Río Turia o “Jardín del Turia”, en pleno centro de la ciudad, lo cual constituye un aliciente más para su visita, ya que, situado en este inmenso jardín que es el viejo cauce del Río Turia, te va a permitir disfrutar por partida doble de uno de los atractivos más importantes de la ciudad de Valencia. Pero, además de constituir un centro de ocio situado en un lugar incomparable, también es un punto de encuentro para investigadores, el cual permite distribuir ese saber científico que atesoran a todos los ciudadanos de una forma didáctica y divertida, especialmente para los más pequeños de la familia.

Todo el complejo que constituye la Ciudad de las Artes y las Ciencias lleva el sello inconfundible del arquitecto valenciano Santiago Calatrava, aunque no hay que olvidar que en el diseño también participó Félix Candela, un complejo cuya construcción ha llevado décadas, cambiando progresivamente la imagen de la ciudad de Valencia, convirtiéndose en lo que hoy día es, todo un símbolo de identidad de esta ciudad.

El primero de los edificios inaugurados de todo el complejo fue “L’Hemisfèric” (“El Hemisférico” en castellano), en el año 1998, lo cual constituyó todo un evento en la ciudad de Valencia, apuntando ya lo que sería y la importancia del resto de edificios que irían inaugurándose. El último en la lista fue el “Palacio de las Artes Reina Sofía”, quizás el más impresionante de todos. En construcción está todavía “El Ágora”, que será una especie de inmensa plaza cubierta donde se celebrarán diversos acontecimientos públicos, tanto deportivos como culturales y de ocio, flanqueado por el impresionante “Puente del Azud de Oro” o “Puente del Grao”, una mastodóntica estructura que asombra por su diseño y altura y que, desde luego, será uno de los puntos de referencia de la ciudad de Valencia en el futuro.

Finalmente, todo este impresionante proyecto de la Ciudad de las Artes y las Ciencias se verá completado por la futura construcción en la zona del Grao de Valencia (cerca del puerto), al final del viejo cauce del río Turia, de un impresionante parque (el proyecto se llama por ahora “PAI del Grao”), con canales, viviendas, zonas deportivas y de esparcimiento, todo ello de cara al Mar Mediterráneo y presidiéndolo lo que se pretende que sean las dos torres más altas de Europa, integrándose en el conjunto el Circuito Urbano de Fórmula 1. Desde luego, dentro de unos años, Valencia va a ser una de las ciudades más importantes de Europa.

En la imagen siguiente puedes ver el proyecto del “PAI del Grao” que, desde luego, le va a cambiar la cara a la ciudad de Valencia y la volcará definitivamente al mar (para ver ampliada la imagen debes pulsar sobre ella). Puedes comprobar que este impresionante complejo quedará conectado con el de la Ciudad de las Artes y las Ciencias con una serie de pequeños canales, algunos de los cuales hoy día ya existen en torno a ésta, flanqueándola en un entorno ajardinado que convierten todo este lugar en un espacio de que se disfruta no sólo en el interior de los edificios que componen todo el complejo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, sino también en su exterior:

Desde su proyección ya quedó claro que la Ciudad de las Artes y las Ciencias iba a constituir un espacio abierto al público y a su participación. Es cierto que la entrada en los edificios tiene un precio, pero no es menos cierto que el complejo es abierto y, aunque no quieras entrar en los edificios, puedes disfrutar del entorno y pasear por sus instalaciones ajardinadas y rodeadas de pequeños canales, contando con rincones especialmente relajantes en los que poder disfrutar de todo este complejo de una forma diferente, siendo que algunos elementos son de libre acceso y gratuito, como es el caso de “L’Umbracle”.

Pero centrándonos en en el presente de este símbolo de la apuesta de los valencianos por la modernidad que es el complejo de la udad de las Artes y las Ciencias, podemos decirte que se compone de los siguientes edificios o elementos:

El Palacio de las Artes Reina Sofía (“Palau de les Arts”): Es el edificio más impresionante de todo el complejo. El último en concluir su construcción y dedicado casi exclusivamente a eventos culturales (ópera, teatro, danza, espectáculos musicales). Se puede decir que nos encontramos ante el “Gran Teatro de la Ópera” de Valencia, y en tal sentido, en su inauguración en 2005, se escogió “Fidelio”, de Beethoven; una obra maestra para un edificio magistral. Está ubicado junto al recién estrenado Puente del “Azud del Oro” (“Assut de l’Or”), el puente que culmina la obra de Santiago Calatrava en la ciudad de Valencia de una forma impresionante, robándole, en cierto modo, algo de protagonismo al, hasta ahora, todopoderoso Palacio de las Artes Reina Sofía, protagonismo que también le roba la otra obra de Santiago Calatrava que da por terminado el complejo de la Ciudad de las Artes y las

Ciencias: “El Ágora”. En todo caso, el Palacio de las Artes Reina Sofía sigue dominando el horizonte del complejo que es la Ciudad de las Artes y las Ciencias, de una forma majestuosa e impresionante, llamando la atención de todo el que visita este lugar, por lo que te invitamos a conocer un poco más sobre este edificio en nuestro especial dedicado al Palacio de las Artes Reina Sofía.

El Puente de “L’Assut de l’Or”: Como hemos indicado, se trata de una de las construcciones más recientes del complejo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, una construcción con la que se completa de una forma espectacular dicho complejo. El puente más alto y más largo de la ciudad de Valencia, presenta el estilo inconfundible del arquitecto Santiago Calatrava, el diseñador de la Ciudad de las Artes y las Ciencias y, se puede decir, del estilo de la Valencia más moderna. Estirado, elegante, estilizado, elevándose hacia el cielo con su mástil formando un arpa con 29 cables, este puente dota a todo el complejo de una belleza y personalidad únicas.

El Ágora: También es la última construcción de Santiago Calatrava con la que se culmina la construcción de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Situado junto al Oceanográfico y el Puente de “L’Assut de l’Or”, este edificio no pasa desapercibido con su majestuosa cúpula azul, que recuerda bastante a las cúpulas azules tan típicas de las iglesias de la Comunidad Valenciana, y su parte superior móvil que permite la regulación de la luz natural en su interior, un interior destinado a la realización de eventos de todo tipo, destacando los deportivos como fue en 2009 el “Valencia Open 500″ de tenis con el que se inauguró el edificio. Como decimos, un edificio espectacular que no te dejará indiferente.

“L’Umbracle”: Constituye el pórtico de entrada a la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Es una zona botánica que contiene especies de todo el Mundo y que te permite, en un solo paseo, conocer variedades de los cinco Continentes. A modo de mirador, “L’Umbracle” te permite contemplar el complejo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias disfrutando de la paz y la tranquilidad que ofrece este vergel de más de 17.500 metros cuadrados con vegetación propia de la región mediterránea, de la Comunidad Valenciana y de países tropicales, que varía a lo largo de las estaciones del año, y donde además existe una interesante muestra de esculturas contemporáneas de artistas de renombre internacional.

El Hemisférico (“L’Hemisfèric”): Está dedicado a proyecciones IMAX de documentales y películas de carácter cultural y educativo, orientados especialmente a los más pequeños. Fue el primer edificio de la Ciudad de las Artes y las Ciencias que abrió sus puertas al público. Es un edificio espectacular diseñado por Santiago Calatrava, que cuenta con una cubierta ovoide de más de 100 metros de longitud, que alberga en su interior la gran esfera que constituye la sala de proyecciones.

Museo de las Ciencias Príncipe Felipe (“Museu de les Arts Príncep Felip”): Este edificio contiene exposiciones y monográficos sobre distintos temas científicos, especialmente indicados para los más jóvenes y que harán despertar su curiosidad sobre los aspectos más simples de la vida cotidiana, pero con una apasionante explicación científica. Es el edificio central de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, donde, además de las exposiciones de carácter científico que alberga, se encuentran las taquillas centrales para comprar tus entradas para la Ciudad de las Artes y las Ciencias; cualquier duda sobre horarios de visitas a los distintos edificios, incidencias y demás, es en la planta baja de este edificio donde te las resolverán.

El Oceanográfico (“L’Oceanogràfic”): Simplemente espectacular. Contiene espacios marinos y acuáticos de todo el planeta, con un acuario visitable en su interior que resulta impresionante al verte rodeado de tiburones y toda clase de especies marinas, un delfinario con espectáculos públicos, una zona de aves de todo el Mundo y un sinfín de atractivos que encantarán a toda la familia. Es de visita obligada en la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Si el presente de la Ciudad de las Artes y las Ciencias es realmente impresionante y sorprendente, no lo es menos su futuro, tal y como hemos visto, un futuro que está en constante proyección y evolución, no limitándose a la construcción de impresionantes edificios que dejan boquiabierto a quien visita esta parte de la ciudad de Valencia, sino que se extiende también a la organización de actividades de todo tipo que tienen como escenario el lugar incomparable que es la Ciudad de las Artes y las Ciencias, destacando en este tipo de actividades talleres, exposiciones, así noches abiertas en los diferentes edificios del complejo (como es el caso de las llamadas “Noches del Oceanográfico”, especialmente pensadas para los más pequeños), un universo de vida interior que se desarrolla en todo un elenco de actividades que van mucho más allá de la simple visita de los edificios, convirtiendo a la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia en un espacio vivo y dinámico siempre sorprendente y cambiante.

Recomendaciones para visitar la Ciudad de las Artes y las Ciencias…

Como pronto descubrirás, y así lo imaginarás, la visita a la Ciudad de las Artes y las Ciencias no se puede hacer sólo en un día, o al menos no es recomendable, siendo al menos necesario dedicar dos días para su disfrute. Igualmente, siempre es conveniente a la hora de visitar un complejo de estas características contar con una serie de consejos y recomendaciones para su visita, ya que, de lo contrario, podrías desaprovechar el viaje a esta ciudad y, desde luego, la visita a este complejo único que es la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

En esas recomendaciones que te vamos a dar para visitar la Ciudad de las Artes y las Ciencias, comenzaremos por recomendarte la descarga de esta guía y plano en PDF del complejo que te puedes descargar gratuitamente, la cual, seguro, te va a resultar bastante útil para planificar tu visita a la Ciudad de las Artes y las Ciencias y hacerte una idea de lo que puedes visitar en ella y cómo hacerlo.

Seguidamente, te daremos una serie de recomendaciones previas para tu visita a la Ciudad de las Artes y las Ciencias, a fin de que aproveches el tiempo y puedes visitar completamente todo el complejo sin perderte detalle alguno:

Recuerda que, a la hora de comprar tus entradas (puedes comprar tus entradas para la Ciudad de las Artes y las Ciencias desde aquí), debes especificar qué días vas a destinar a la visita de cada edificio o complejo. Puedes distribuir la visita de todo el complejo en dos días, y lo que te recomendamos es que dediques un día al Oceanográfico y al Museo de las Ciencias Príncipe Felipe, mientras que el otro lo destines a visitar el resto.

La visita a “L’Hemisfèric” es para ver una película IMAX, de modo que, a la hora de comprar tus entradas para la Ciudad de las Artes y las Ciencias, igualmente deberás especificar qué película o documental quieres ver y qué día.

Llévate tu propia comida, ya que los precios son bastante caros. De todas formas, como la Ciudad de las Artes y las Ciencias es un complejo abierto, puedes salir a comer al centro comercial El Saler que está al lado y volver después.
Como te indicamos, la Ciudad de las Artes y las Ciencias es un complejo abierto, por lo que también puedes visitarlo sin necesidad de comprar entradas, aunque, en tal caso, no podrás acceder a los edificios, sino sólo pasear por el exterior del complejo y visitar algunas zonas que no requieren de entrada, como el caso de “L’Umbracle”.

Te recomendamos que lleves ropa cómoda, especialmente en verano, ya que la visita lleva dos días completos y puede resultar agotador.
También te recomendamos que dediques una franja del día para visitar cada edificio (mañana o tarde), para que no vayas con prisas y no se te eche el tiempo encima.

Salvo que encuentres algo que te llame bastante la atención, la compra de recuerdos y “souvenirs” en el complejo no te la recomendamos, ya que se trata de productos de diseño y exclusivos bastante caros.

Te recomendamos especialmente la visita al Oceanográfico, ya que es impresionante el verse rodeado de especies marinas de lo más exóticas.
Para llegar a la Ciudad de las Artes y las Ciencias no vas a tener ningún problema. Está situada en el viejo cauce del río Turia (como verás en el mapa que encontrarás al final de esta página), por lo que sólo tienes que abandonar el centro de la ciudad y seguir dicho cauce a través del llamado “Jardín del Turia”. Puedes llegar también en autobús y en Metro, pero lo ideal es llegar caminando por el Jardín del Turia y disfrutar de todo el entorno. En la sección de esta Guía de Valencia dedicada a mapas y planos en PDF de Valencia vas a encontrar mapas y planos de la ciudad, así como las rutas de los distintos transportes públicos de Valencia para que puedas organizar tu visita a la Ciudad de las Artes y las Ciencias cómodamente.

Las entradas puedes comprar para todo el complejo o sólo para algunos de los lugares de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. En cualquier caso, te recomendamos que las compres para visitar todo el conjunto, ya que puedes repartir la visita en dos días (has de tener en cuenta que cuando compres las entradas debes indicar qué día dedicas a cada lugar, ya que sólo son válidas las entradas para los días especificados). Como recomendación, te indicamos que lo ideal es dedicar un día al Museo de las Ciencias Príncipe Felipe y al Oceanográfico, mientras que el otro día lo dediques al visionado de la película en IMAX en El Hemisférico (hay varias películas en proyección, por lo que al comprar la entrada debes especificar cuál es la de tu elección) y a visitar el resto del complejo. Es conveniente que compres las entradas con antelación, y desde aquí puedes comprar tus entradas para la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

De museos por París

Efectivamente, París ofrece muchísimos encantos a sus visitantes; mismos que se ven envueltos en el romanticismo y la magia propios de esta maravillosa ciudad, siendo un aderezo indispensable para ello su gran oferta de museos. Cada una de las atracciones turísticas que ofrece París encierra un museo, cualquier edificio de esta ciudad (ya sea un edificio clásico, ya sea un edificio moderno) cuenta, casi obligatoriamente, con un museo.

Antes de comenzar nuestro paseo por los museos de París, recomendarte la obtención del conocido “Pase de Museos” (“Carte Musées et Monuments”), una tarjeta que te permite visitar por un módico precio la mayoría de museos de París. El “pase” tiene tres modalidades:

Pase para 2 días consecutivos por unos 30€.
Pase para 4 días consecutivos por unos 45€.
Pase para 6 días consecutivos por unos 60€.

Las tarjetas tienen este aspecto:

Cada una de esas modalidades, como podrás comprobar, está en función de los días de visita que te permite la tarjeta. A primera vista puede parecer algo caro, pero si piensas que la entrada a cada museo puede rondar los 10€ y tienes la intención de visitar varios museos durante tu visita a París, obviamente te sale a cuenta obtener el “pase” porque lo amortizas con la visita a 3 ó 4 museos, ya que el número de museos que puedes visitar durante los días del “pase” es ilimitado, siempre que estén en la lista de los museos que las admiten.

Cuando compres la “Paris Museum Pass” recibirás un folleto informativo sobre las condiciones de su utilización, museos que la admiten e informaciones útiles para tus visitas museísticas. Recuerda que el “Paris Museum Pass” sólo te permite visitar las exposiciones permanentes de los museos, pero vale la pena ya que estas exposiciones son más que suficientes para una visita a París de unos pocos días. Puedes adquirir el pase en cualquiera de los museos que la aceptan, que son la mayoría de los Museos de París; en todo caso, en las taquillas aparece la indicación al respecto.

En todo caso, antes de comprar la “Paris Museum Pass” recuerda que la entrada a la mayoría de los museos de París es gratuita para los menores de 18 años, con tarifas reducidas para los menores de 25 años, por lo que, si estás en alguno de estos grupos, echa cuentas antes de comprar el “pase”. Si no estás en estos grupos te la recomendamos encarecidamente, ya que ahorrarás tiempo, dinero y colas de espera.

Ahora bien, a continuación nuestras recomendaciones de museos en París:

Sin duda alguna, el Museo del Louvre es una de las principales atracciones de París, el “Gran Museo Nacional de Francia”, en el que se concentran obras anteriores al Impresionismo, pero sin limitarse al arte, ya que en sus fondos hay también restos arqueológicos de una importancia histórica sin igual, siendo uno de los modelos museísticos para la mayoría de los museos del resto del Mundo. Está situado junto al Sena, en el antiguo Palacio Real del Louvre, siendo claramente identificable por la impresionante pirámide de cristal (y también polémica) que se encuentra en su patio y que contrasta con la clásica fachada del Palacio.

Otro de los museos de visita obligada en París es el Museo de Orsay. Si el Museo del Louvre nos muestra una importantísima muestra artística anterior al Impresionismo, el Museo de Orsay por su parte recoge una gran colección y fondos impresionistas, cubriendo el período comprendido entre los “maestros antiguos” del Louvre y el del arte moderno y contemporáneo propio del Centro Pompidou.

El Museo de Orsay ocupa el edificio de la antigua estación de ferrocarril de Orsay, un edificio situado junto al Sena y que fue inaugurado como museo tras su restauración el 1 de diciembre de 1986, por lo que de los tres grandes museos de París éste es el más reciente, albergando una amplia muestra del arte del siglo XIX (pintura realista, impresionista y postimpresionista, esculturas, cine, fotografías, arquitectura, …), fondos que, sin embargo, pertenecen al Louvre, a pesar de lo cual nutren las salas del Museo de Orsay.

El Museo de Orsay está situado en la Rue de Lille-Varenne, nº 62 (75343), pudiendo visitar su página web en www.musee-orsay.fr. Puedes comprar la entrada al Museo desde su propia página (allí encontrarás información sobre horarios, exposiciones y precios, así como información detallada sobre el acceso al museo) o en la propia taquilla del museo.

Y para completar el grupo de los grandes museos de París, no cabe duda que debes visitar el Centro Pompidou, el gran museo del arte moderno de París y cuyo nombre oficial es el de “Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou”. Fue inaugurado en el año 1977 durante la presidencia de Valéry Giscard d’Estaing, iniciándose su construcción durante la de Georges Pompidou, quien murió antes de su inauguración.

Su diseño se debe a los arquitectos Renzo Piano y Richard Rogers, con un estilo fuerte, moderno y que destaca sobremanera, ya que es de tipo industrial, asemejando al de una fábrica, rodeado de tuberías metálicas, escaleras y elementos industriales; lo que le otorga una personalidad propia frente a los edificios del Barrio de Les Halles que lo rodean.

Del mismo modo, su interior responde a la misma concepción arquitectónica “high-tech”, con espacios amplios y diáfanos, como si de una factoría se tratase, muy luminoso debido a los amplios ventanales que lo rodean, constituyendo en si mismo un atractivo propio con independencia de las obras de arte moderno que en él se exponen.

El Centro Pompidou está situado en el Distrito 4 de París, junto a Les Halles y Le Marais, dejándote la línea 11 del Metro justo en el propio museo. Puedes visitar la página oficial del museo en www.cnac-gp.fr para más información sobre horarios y tarifas.

Otro de los museos de visita obligada en París es el Museo Grévin, que es el Museo de Cera de París. Está ubicado en el número 10 del Boulevard Montmartre (no en el Barrio de Montmartre), junto a la estación de Metro de Grands Boulevards.

La entrada a este museo es un poco cara, ya que ronda los 20€, por lo que, además de las más de 300 figuras de cera que ofrece en su exposición, recibe al visitante con un espectáculo audiovisual al inicio que compensa el alto precio de la entrada. El Museo Grévin abre los días laborables de 10.00 horas a 17.30 horas (hasta las 18.00 horas los fines de semana y festivos).

También debes visitar el Museo Rodin, situado en antiguo Hotel Biron (siglo XVIII) y rodeado por unos impresionantes jardines de una belleza sin igual. Se encuentra en el Distrito 7 de París y abre todos los días, excepto los lunes.

También es indispensable visitar el Museo de l´Orangerie, el cual está situado en la Plaza de la Concordia en París (situada al comienzo de la Avenida de los Campos Elíseos), junto al Sena en la antigua Orangerie del Palacio de las Tullerías, muy cerca de la estación de Metro de Concorde. Este museo recoge una importante colección de obras impresionistas y postimpresionistas (Cézanne, Monet, Picasso, Matisse, Renoir, entre otros), destacando la exposición de las ocho obras de Monet “Nympheas”.

Complemento indispensable del anterior museo es el Marmottan Monet, un museo situado en el nº 2 de la Calle Louis Boilly, en el Distrito 16, en la margen derecha del Sena. Este museo contiene más de 100 obras impresionistas, entre las que destaca la obra de Monet.

Pero además de los anteriores, la lista de museos en París parece inacabable, por lo que te recomendamos también los siguientes museos:

La Conciergerie: El interior de este museo resulta realmente precioso, a lo que se une su historia. Efectivamente, se trata de la antigua Prisión de La Conciergerie de París, prisión que albergó a personajes notorios durante la Revolución Francesa antes de ser decapitados, como fue el caso de Maria Antonieta o, posteriormente, el propio Robespierre. Destaca la “Salle des Gens d’Armes”, una sala muy larga rodeada de arcos góticos construida en la Edad Media (como todo el edificio), así como la lista de decapitados durante la Revolución.

La Conciergerie se encuentra situada en el actual Palacio de Justicia de París, del que forma parte, junto al Sena, en el noroeste de la Ile de la Cité. Puedes obtener más información visitando su página en conciergerie.monuments-nationaux.fr.

El Museo Nacional de Artes Asiáticas Guimet está situado en el nº 6 de la Place d’Iéna (75016), destacando las impresionantes colecciones de este tipo de arte, de países como Afganistán, Pakistán, Artes del Himalaya, sudeste Asiático, China, Corea, India, … Puedes visitar su web en www.guimet.fr.

Museo Nacional de Artes y Tradiciones Populares: Está situado en el número 6 de la Avenida Mahatma Gandhi (75016), un museo dedicado a la tradición artesanal y popular francesa.

Museo Picasso: Está situado en el Palacete Salé, en el nº 5 de la Rue de Thorigny, en el Barrio de Marais, uno de los barrios más históricos de París. Sin duda alguna es uno de los museos que más interés despiertan en París y que te recomendamos especialmente.

Museo del Erotismo: Está situado en el nº 72 del Boulevard de Clichy (75018) y en él se exponen, como su propio nombre indica, cuadros, objetos, carteles y demás elementos relacionados con el erotismo.

Instituto del Mundo Árabe: Está situado en el número 1 de la Rue des Fossés Saint Bernard (75005) y está destinado a promover los puentes de unión entre la cultura árabe y la francesa. Su página web es www.imarabe.org.

Espacio Dalí: Se trata del único museo fuera de España dedicado íntegramente a la obra de Dalí y reúne más de 300 obras del artista. Está situado en el nº 11 de la Rue Poulbot (75018) y su página web es www.daliparis.com.

Palais de la Découverte: Se trata de un museo dedicado a exponer colecciones de astronomía, geociencias y ciencias de la vida, contando con un planetario y un espacio para la participación de los niños. Está situado en la Avenida Franklin Roosevelt (75008) y su página web es www.palais-decouverte.fr.
Ciudad de las Ciencias y de la Industria: Es un inmenso espacio en el que hay cines 3D, cine en relieve, planetario, exposiciones, mediateca y demás entretenimientos que combina el entretenimiento con la cultura científica. Perfecto para introducir a los más pequeños en el mundo de las ciencias divirtiéndose. Se encuentra situado en el Parque de la Villette (Distrito 19) y su página web es www.cite-sciences.fr.

Pero, como te hemos indicado, la lista de museos en París es larga y necesitarás varios viajes a París para abarcarlos todos. Te hemos enumerado los más importantes, pero recuerda que la mayoría de monumentos de París cuenta con su propio museo o exposición, como ocurre con el caso de la Torre Eiffel y otros tantos lugares esenciales, como el caso del Palacio de Versalles, por lo que pretender abarcarlos todos en unas pocas visitas es una tarea imposible.

En todo caso, para que no te pierdas y te puedas situar, haciéndote una idea de cómo organizar tu estrategia a la hora de visitar los principales museos de París, aquí tienes la lista de los museos que no puedes dejar de visitar ubicados en sus correspondientes distritos:

Distrito 1:
Museo del Louvre.
Museo de Artes Decorativas.
Museo de la Publicidad.

Distrito 2:
Museo de Artes y Oficios.

Distrito 3:
Museo Picasso.
Museo de la Caza y la Naturaleza.

Distrito 4:
Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou.

Distrito 5:
Instituto del Mundo Árabe.
Museo Nacional de Historia Natural.

Distrito 7:
Museo del Quai Branly.
Museo del Ejército.
Museo de Orsay.
Museo Rodin.

Distrito 8:
Galerías Nacionales del Grand Palais.
Palacio del Descubrimiento.

Distrito 9:
Museo Grévin.
Museo Gustave Moreau.

Distrito 15:Museo de la Poste.
Museo Pasteur.

Distrito 16:
Museo Marmottan.
Museo Nacional de Artes y Tradiciones Populares.
Museo Nacional de Artes Asiáticas Guimet.
Museo Dapper.

Distrito 18:
Museo de Montmartre.
Espacio Dalí.
Museo del Erotismo.
Halle Saint-Pierre.

Distrito 19:
Ciudad de las Ciencias y de la Industria.
Ciudad de la Música.

Una visita a París obliga a disfrutar de sus museos, uno de los atractivos indisolublemente unidos a esta ciudad increíble que atesora historia, arte y cultura en cada uno de sus grandes museos, pero, también, en cada uno de sus pequeños y encantadores museos.