De museos por París

Efectivamente, París ofrece muchísimos encantos a sus visitantes; mismos que se ven envueltos en el romanticismo y la magia propios de esta maravillosa ciudad, siendo un aderezo indispensable para ello su gran oferta de museos. Cada una de las atracciones turísticas que ofrece París encierra un museo, cualquier edificio de esta ciudad (ya sea un edificio clásico, ya sea un edificio moderno) cuenta, casi obligatoriamente, con un museo.

Antes de comenzar nuestro paseo por los museos de París, recomendarte la obtención del conocido “Pase de Museos” (“Carte Musées et Monuments”), una tarjeta que te permite visitar por un módico precio la mayoría de museos de París. El “pase” tiene tres modalidades:

Pase para 2 días consecutivos por unos 30€.
Pase para 4 días consecutivos por unos 45€.
Pase para 6 días consecutivos por unos 60€.

Las tarjetas tienen este aspecto:

Cada una de esas modalidades, como podrás comprobar, está en función de los días de visita que te permite la tarjeta. A primera vista puede parecer algo caro, pero si piensas que la entrada a cada museo puede rondar los 10€ y tienes la intención de visitar varios museos durante tu visita a París, obviamente te sale a cuenta obtener el “pase” porque lo amortizas con la visita a 3 ó 4 museos, ya que el número de museos que puedes visitar durante los días del “pase” es ilimitado, siempre que estén en la lista de los museos que las admiten.

Cuando compres la “Paris Museum Pass” recibirás un folleto informativo sobre las condiciones de su utilización, museos que la admiten e informaciones útiles para tus visitas museísticas. Recuerda que el “Paris Museum Pass” sólo te permite visitar las exposiciones permanentes de los museos, pero vale la pena ya que estas exposiciones son más que suficientes para una visita a París de unos pocos días. Puedes adquirir el pase en cualquiera de los museos que la aceptan, que son la mayoría de los Museos de París; en todo caso, en las taquillas aparece la indicación al respecto.

En todo caso, antes de comprar la “Paris Museum Pass” recuerda que la entrada a la mayoría de los museos de París es gratuita para los menores de 18 años, con tarifas reducidas para los menores de 25 años, por lo que, si estás en alguno de estos grupos, echa cuentas antes de comprar el “pase”. Si no estás en estos grupos te la recomendamos encarecidamente, ya que ahorrarás tiempo, dinero y colas de espera.

Ahora bien, a continuación nuestras recomendaciones de museos en París:

Sin duda alguna, el Museo del Louvre es una de las principales atracciones de París, el “Gran Museo Nacional de Francia”, en el que se concentran obras anteriores al Impresionismo, pero sin limitarse al arte, ya que en sus fondos hay también restos arqueológicos de una importancia histórica sin igual, siendo uno de los modelos museísticos para la mayoría de los museos del resto del Mundo. Está situado junto al Sena, en el antiguo Palacio Real del Louvre, siendo claramente identificable por la impresionante pirámide de cristal (y también polémica) que se encuentra en su patio y que contrasta con la clásica fachada del Palacio.

Otro de los museos de visita obligada en París es el Museo de Orsay. Si el Museo del Louvre nos muestra una importantísima muestra artística anterior al Impresionismo, el Museo de Orsay por su parte recoge una gran colección y fondos impresionistas, cubriendo el período comprendido entre los “maestros antiguos” del Louvre y el del arte moderno y contemporáneo propio del Centro Pompidou.

El Museo de Orsay ocupa el edificio de la antigua estación de ferrocarril de Orsay, un edificio situado junto al Sena y que fue inaugurado como museo tras su restauración el 1 de diciembre de 1986, por lo que de los tres grandes museos de París éste es el más reciente, albergando una amplia muestra del arte del siglo XIX (pintura realista, impresionista y postimpresionista, esculturas, cine, fotografías, arquitectura, …), fondos que, sin embargo, pertenecen al Louvre, a pesar de lo cual nutren las salas del Museo de Orsay.

El Museo de Orsay está situado en la Rue de Lille-Varenne, nº 62 (75343), pudiendo visitar su página web en www.musee-orsay.fr. Puedes comprar la entrada al Museo desde su propia página (allí encontrarás información sobre horarios, exposiciones y precios, así como información detallada sobre el acceso al museo) o en la propia taquilla del museo.

Y para completar el grupo de los grandes museos de París, no cabe duda que debes visitar el Centro Pompidou, el gran museo del arte moderno de París y cuyo nombre oficial es el de “Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou”. Fue inaugurado en el año 1977 durante la presidencia de Valéry Giscard d’Estaing, iniciándose su construcción durante la de Georges Pompidou, quien murió antes de su inauguración.

Su diseño se debe a los arquitectos Renzo Piano y Richard Rogers, con un estilo fuerte, moderno y que destaca sobremanera, ya que es de tipo industrial, asemejando al de una fábrica, rodeado de tuberías metálicas, escaleras y elementos industriales; lo que le otorga una personalidad propia frente a los edificios del Barrio de Les Halles que lo rodean.

Del mismo modo, su interior responde a la misma concepción arquitectónica “high-tech”, con espacios amplios y diáfanos, como si de una factoría se tratase, muy luminoso debido a los amplios ventanales que lo rodean, constituyendo en si mismo un atractivo propio con independencia de las obras de arte moderno que en él se exponen.

El Centro Pompidou está situado en el Distrito 4 de París, junto a Les Halles y Le Marais, dejándote la línea 11 del Metro justo en el propio museo. Puedes visitar la página oficial del museo en www.cnac-gp.fr para más información sobre horarios y tarifas.

Otro de los museos de visita obligada en París es el Museo Grévin, que es el Museo de Cera de París. Está ubicado en el número 10 del Boulevard Montmartre (no en el Barrio de Montmartre), junto a la estación de Metro de Grands Boulevards.

La entrada a este museo es un poco cara, ya que ronda los 20€, por lo que, además de las más de 300 figuras de cera que ofrece en su exposición, recibe al visitante con un espectáculo audiovisual al inicio que compensa el alto precio de la entrada. El Museo Grévin abre los días laborables de 10.00 horas a 17.30 horas (hasta las 18.00 horas los fines de semana y festivos).

También debes visitar el Museo Rodin, situado en antiguo Hotel Biron (siglo XVIII) y rodeado por unos impresionantes jardines de una belleza sin igual. Se encuentra en el Distrito 7 de París y abre todos los días, excepto los lunes.

También es indispensable visitar el Museo de l´Orangerie, el cual está situado en la Plaza de la Concordia en París (situada al comienzo de la Avenida de los Campos Elíseos), junto al Sena en la antigua Orangerie del Palacio de las Tullerías, muy cerca de la estación de Metro de Concorde. Este museo recoge una importante colección de obras impresionistas y postimpresionistas (Cézanne, Monet, Picasso, Matisse, Renoir, entre otros), destacando la exposición de las ocho obras de Monet “Nympheas”.

Complemento indispensable del anterior museo es el Marmottan Monet, un museo situado en el nº 2 de la Calle Louis Boilly, en el Distrito 16, en la margen derecha del Sena. Este museo contiene más de 100 obras impresionistas, entre las que destaca la obra de Monet.

Pero además de los anteriores, la lista de museos en París parece inacabable, por lo que te recomendamos también los siguientes museos:

La Conciergerie: El interior de este museo resulta realmente precioso, a lo que se une su historia. Efectivamente, se trata de la antigua Prisión de La Conciergerie de París, prisión que albergó a personajes notorios durante la Revolución Francesa antes de ser decapitados, como fue el caso de Maria Antonieta o, posteriormente, el propio Robespierre. Destaca la “Salle des Gens d’Armes”, una sala muy larga rodeada de arcos góticos construida en la Edad Media (como todo el edificio), así como la lista de decapitados durante la Revolución.

La Conciergerie se encuentra situada en el actual Palacio de Justicia de París, del que forma parte, junto al Sena, en el noroeste de la Ile de la Cité. Puedes obtener más información visitando su página en conciergerie.monuments-nationaux.fr.

El Museo Nacional de Artes Asiáticas Guimet está situado en el nº 6 de la Place d’Iéna (75016), destacando las impresionantes colecciones de este tipo de arte, de países como Afganistán, Pakistán, Artes del Himalaya, sudeste Asiático, China, Corea, India, … Puedes visitar su web en www.guimet.fr.

Museo Nacional de Artes y Tradiciones Populares: Está situado en el número 6 de la Avenida Mahatma Gandhi (75016), un museo dedicado a la tradición artesanal y popular francesa.

Museo Picasso: Está situado en el Palacete Salé, en el nº 5 de la Rue de Thorigny, en el Barrio de Marais, uno de los barrios más históricos de París. Sin duda alguna es uno de los museos que más interés despiertan en París y que te recomendamos especialmente.

Museo del Erotismo: Está situado en el nº 72 del Boulevard de Clichy (75018) y en él se exponen, como su propio nombre indica, cuadros, objetos, carteles y demás elementos relacionados con el erotismo.

Instituto del Mundo Árabe: Está situado en el número 1 de la Rue des Fossés Saint Bernard (75005) y está destinado a promover los puentes de unión entre la cultura árabe y la francesa. Su página web es www.imarabe.org.

Espacio Dalí: Se trata del único museo fuera de España dedicado íntegramente a la obra de Dalí y reúne más de 300 obras del artista. Está situado en el nº 11 de la Rue Poulbot (75018) y su página web es www.daliparis.com.

Palais de la Découverte: Se trata de un museo dedicado a exponer colecciones de astronomía, geociencias y ciencias de la vida, contando con un planetario y un espacio para la participación de los niños. Está situado en la Avenida Franklin Roosevelt (75008) y su página web es www.palais-decouverte.fr.
Ciudad de las Ciencias y de la Industria: Es un inmenso espacio en el que hay cines 3D, cine en relieve, planetario, exposiciones, mediateca y demás entretenimientos que combina el entretenimiento con la cultura científica. Perfecto para introducir a los más pequeños en el mundo de las ciencias divirtiéndose. Se encuentra situado en el Parque de la Villette (Distrito 19) y su página web es www.cite-sciences.fr.

Pero, como te hemos indicado, la lista de museos en París es larga y necesitarás varios viajes a París para abarcarlos todos. Te hemos enumerado los más importantes, pero recuerda que la mayoría de monumentos de París cuenta con su propio museo o exposición, como ocurre con el caso de la Torre Eiffel y otros tantos lugares esenciales, como el caso del Palacio de Versalles, por lo que pretender abarcarlos todos en unas pocas visitas es una tarea imposible.

En todo caso, para que no te pierdas y te puedas situar, haciéndote una idea de cómo organizar tu estrategia a la hora de visitar los principales museos de París, aquí tienes la lista de los museos que no puedes dejar de visitar ubicados en sus correspondientes distritos:

Distrito 1:
Museo del Louvre.
Museo de Artes Decorativas.
Museo de la Publicidad.

Distrito 2:
Museo de Artes y Oficios.

Distrito 3:
Museo Picasso.
Museo de la Caza y la Naturaleza.

Distrito 4:
Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou.

Distrito 5:
Instituto del Mundo Árabe.
Museo Nacional de Historia Natural.

Distrito 7:
Museo del Quai Branly.
Museo del Ejército.
Museo de Orsay.
Museo Rodin.

Distrito 8:
Galerías Nacionales del Grand Palais.
Palacio del Descubrimiento.

Distrito 9:
Museo Grévin.
Museo Gustave Moreau.

Distrito 15:Museo de la Poste.
Museo Pasteur.

Distrito 16:
Museo Marmottan.
Museo Nacional de Artes y Tradiciones Populares.
Museo Nacional de Artes Asiáticas Guimet.
Museo Dapper.

Distrito 18:
Museo de Montmartre.
Espacio Dalí.
Museo del Erotismo.
Halle Saint-Pierre.

Distrito 19:
Ciudad de las Ciencias y de la Industria.
Ciudad de la Música.

Una visita a París obliga a disfrutar de sus museos, uno de los atractivos indisolublemente unidos a esta ciudad increíble que atesora historia, arte y cultura en cada uno de sus grandes museos, pero, también, en cada uno de sus pequeños y encantadores museos.

Qué hacer y visitar en Buenos Aires

Cómo moverse y qué visitar en Buenos Aires

Una vez estés en Buenos Aires, para moverte en la ciudad, nos remitimos a lo que te indicamos en esta Guía de Buenos Aires en la sección dedicada a Cómo viajar a Buenos Aires, donde te damos una serie de recomendaciones sobre los taxis, el Metro (“Subte”) y los “colectivos” de esta ciudad, lo que, seguro, te va a resultar muy útil.

En todo caso, recuerda que la organización por manzanas allí no existe, sino que los bonaerenses hablan de “cuadras”. Tenlo en cuenta para no descolocarte.

Y comenzando por nuestro periplo en Buenos Aires, no debes perderte los siguientes lugares, comenzando por su casco histórico, el cual está formado por las zonas de Monserrat y San Telmo:

La Plaza de Mayo: Es uno de los lugares más emblemáticos de Buenos Aires y que, sin duda, no vas a dejar de visitar.
La Casa Rosada: Junto a la Plaza de Mayo, al este, puedes encontrar uno de los edificios más significativos de Buenos Aires y de Argentina. Se trata de la Casa de Gobierno de la República Argentina, con un peculiar color rosa que la identifica.
La Catedral Metropolitana: También cerca de la Plaza de Mayo se encuentra esta Catedral, en el cruce formado entre la calle San Martín y la Avenida Rivadavia. Te sorprenderá porque, más que una Catedral, su aspecto externo recuerda a un Palacio de Justicia o un Parlamento.
La Avenida de Mayo: También a partir de la Plaza de Mayo, encontrarás esta avenida tan emblemática de la ciudad de Buenos Aires, constituyendo una de las arterias más importantes de la ciudad. Esta Avenida de Mayo une directamente la Casa Rosada con el Palacio del Congreso de la República, de ahí la importancia de la misma. A lo largo de esta impresionante avenida encontrarás numerosos edificios y lugares imprescindibles.
La Manzana de las Luces: También en el casco histórico de Buenos Aires encontrarás esta zona indispensable, la cual está rodeada por las calles Bolívar, Moreno, Alsina, Avenida Julio Roca y Perú. Se trata de una zona indispensable para conocer más sobre el Buenos Aires del Virreinato.
La Plaza Dorrego: En la Plaza Dorrego, especialmente los domingos por la mañana, podrás encontrar un mercadillo de antigüedades muy animado y vistoso, aderezado, como no, con cantantes y bailarines de tango. Es también conocido como el “Mercado de Pulgas de Dorrego”. Recuerda que puedes visitar el especial que dedicamos a las ferias, mercados y mercadillos de Buenos Aires.
El Barrio de Recoleta: Es una de las zonas más emblemáticas de la ciudad de Buenos Aires. También puedes darte una vuelta por el Cementerio de la Recoleta, donde podrás ver la tumba de Eva Perón, todo un símbolo en Argentina.
Mención especial merece Caminito, que es una calle adornada con casitas de colores y donde te verás agasajado por artistas y bailarines de tango. Es una calle muy vistosa y de evocaciones románticas, por lo que te recomendamos encarecidamente que la visites.

Caminito está situada en el emblemático Barrio de La Boca, muy cerca del centro histórico de Buenos Aires. Te recomendamos que no te lo pierdas, ya que es una de las zonas más entrañables de la ciudad. Tal vez recuerdes el tango que dice:

“Caminito que el tiempo ha borrado,
que juntos un día nos viste pasar,
he venido por última vez,
he venido a contarte mi mal.”

Fuera ya del casco histórico de Buenos Aires, indispensable también es el Obelisco, situado en la Avenida 9 de julio, en la Plaza de la República (muy recomendable dedicar una mañana a recorrer la Avenida 9 de julio, ya que está considerada la más ancha del Mundo).

Una vez llegues al Obelisco, encontrarás otra avenida que se cruza con la Avenida 9 de julio. Es la Avenida Corrientes, la cual es una importante avenida comercial y cultural, donde podrás encontrar numerosos teatros.

Y ya metidos en el tango, es imperdonable que no visites El Viejo Almacén. Se trata de un local especializado en el tango, donde podrás cenar también por la noche disfrutando de los artistas de este baile lleno de añoranzas. Está situado entre Balcarce y la Avenida de la Independencia. a él hemos hecho referencia en la sección de esta Guía dedicada a Dónde comer y gastronomía en Buenos Aires.

Tampoco has de perderte la Avenida Costanera Sur, cerca del Río de la Plata, sobre todo el fin de semana, ya que podrás acudir a las ferias tradicionales y actuaciones artísticas que la jalonan.

Tampoco debes dejar de visitar Puerto Madero, que es una de las zonas más modernas de Buenos Aires, desde la que podrás disfrutar de la zona del puerto, en el cual podrás visitar la mítica Fragata Presidente Sarmiento, todo un símbolo de la Marina Argentina. Desde aquí disfrutarás de una visión incomparable del Mar del Plata.

También has de visitar el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, situado en la zona de Palermo. Se trata de uno de los Museos más importantes del país y de toda Latinoamérica. Muy cerca se encuentran también el Planetario y el Zoológico de Buenos Aires. No dejes de visitar el Parque Tres de Febrero, también conocido como “Bosque de Palermo”; uno de los lugares más preciosos y relajantes de la ciudad de Buenos Aires.

Y si quieres recordar un poquito a España mientras estés en Buenos Aires, visita el Monumento de los Españoles, en el cruce de las avenidas Libertador y Sarmiento.

Otros lugares imprescindibles en Buenos Aires y que no debes dejar de visitar son:

Uribelarrea: Se trata de un pequeño poblado con espectáculos tradicionales y folclóricos que te llevarán al Buenos Aires más tradicional. Cuenta con sólo 900 habitantes y es uno de los más claros ejemplos del turismo rural argentino. Está situado en la Ruta Nacional, 205.
Faro Recalada: Data del año 1906 y es uno de los más importantes de Sudamérica. Cuenta con 67 metros de altitud y es un lugar perfecto para hacer fotografías de la costa.
La Avenida Peatonal: Está situada entre el Paseo 109 y la Avenida Buenos Aires. Se trata de una avenida, precisamente peatonal, en la que podrás comprar en sus numerosos puestecitos recuerdos y souvenirs.
La Feria Artesanal del Paseo de la Costa: También es una visita obligada en Buenos Aires, donde podrás adquirir los productos más tradicionales y artesanales. Se celebra en el Paseo de la Costa. Puedes desplazarte al lugar en tren, ya que está muy cerca de la estación de tren de Vicente López. Se celebra los sábados, domingos y festivos a partir de las 11 horas (si llueve no hay Feria). Te recomendamos especialmente la visita a esta Feria Artesanal, ya que, además de los atractivos propios de este tipo de ferias, se celebra frente al Mar del Plata, en un entorno delicioso.
El Anfiteatro Natural: Se trata de un lugar en el que los árboles y la vegetación han creado una especie de anfiteatro, perfecto para relajarse. Está situado en entre la Avenida 10 y el Paseo 102.
La Plaza de la Familia: Está situada en la Avenida de San Bernardo, entre Tucumán y Santiago del Estero. Se trata de un lugar en el que se celebra la Fiesta Nacional del Sol y la Familia, de ahí su nombre. Pero durante todo el año puedes disfrutar de actuaciones circenses, teatrales y musicales, así como exposiciones de artesanías en la plazoleta que la forma. Es un lugar perfecto para relajarse.
El Parque Criollo y Museo Gauchesco: Se trata de uno de los lugares imprescindibles en tu visita a Buenos Aires, situados en el Camino Güiraldes. En este lugar podrás conocer un poco más de la cultura criolla de Buenos Aires.
En fin, se trata sólo de un pequeñísimo resumen de lo que puedes hacer y visitar en Buenos Aires, una ciudad impresionante. Desde luego, para conocerla necesitarás más de un viaje, pero aquí tienes lo básico para comenzar a adentrarte en esta ciudad mágica.

Cómo viajar a Buenos Aires

Opciones para viajar a Buenos Aires

Como mucho te puede salir el vuelo por 900 €. En todo caso, te recomendamos que hagas tus reservas con antelación, ya que con ello verás reducido el precio de tus billetes de forma sustancial.

En Buenos Aires existen tres aeropuertos: el Aeroparque J. Newbery (del que salen los vuelos interiores o de “cabotaje” y en los que hay que pagar una tasa), el Aeropuerto Internacional Ezeiza Ministro Pistarini (el más importante, a unos 30 km de la ciudad) y la Aerostación Comandante Espora, en Bahía Blanca. En todo caso, para salir del país hay que pagar una tasa de unos $20.

Para salir de los aeropuertos y llegar a la ciudad cuentas con microbuses, omnibuses (nuestros autobuses de línea), taxis y “remise” (se trata de taxis en los que la tarifa ya está fijada previamente y que has de contratar dentro del aeropuerto).

El microbús y el omnibús son una buena opción por ser lo más económico, pero desaconsejables por las innumerables paradas que hacen, pudiendo llegar a tardar hasta 2 horas para llegar a tu destino, algo que apetece poco después de unas 8 horas de vuelo.

Te recomendamos el “remise” (que has de contratar previamente y puede resultar más barato que el taxi en trayectos largos) o el taxi, ya que estos últimos cuentan con taxímetro y son fácilmente identificables (negros y amarillos, como en Barcelona).

También tienes la opción de alquilar un coche en el aeropuerto (puedes contratar tu coche de alquiler desde aquí), pero si nunca has estado en Buenos Aires mejor que no conduzcas, ya que se trata de una ciudad inmensa y no es plan que desaproveches las vacaciones con los nervios del tráfico en una ciudad que no conoces. Mejor dejar el coche para hacer visitas fuera de la capital.

Otra opción es concertar previamente la recogida en el aeropuerto por los servicios del hotel que hayas contratado.

Moverse por Buenos Aires

Una vez en Buenos Aires, para moverte por la ciudad tienes las siguientes opciones:

Colectivos: Son similares a nuestros autobuses de línea. Son muy económicos y te pueden resultar muy útiles para moverte por la ciudad, ya sea en Buenos Aires ciudad o en su área metropolitana (Gran Buenos Aires). El servicio de colectivos en Buenos Aires funciona muy bien y tiene una larga tradición, contando en la actualidad con más de 180 líneas y funcionando el servicio las 24 horas del día, aunque por la noche el número de líneas se reduce. El precio del colectivo no supera el peso, por lo que, te reiteramos, es una forma muy económica de moverse; el boleto o billete se compra en el propio colectivo y sólo se admiten monedas.
Subte: Nos referimos al Metro, ya que en Buenos Aires se llama así: “Subte”. Obviamente, es la forma más rápida de moverse. Cuenta sólo con cinco líneas, pero todas ellas están comunicadas con las principales avenidas y zonas de interés de Buenos Aires. Ten en cuenta que el horario es de de lunes a sábado de 5 a 22.30 horas y los domingos y festivos de 8 a 22 horas.
Taxi: Ya nos hemos referido a él y a sus colores característicos: negro y amarillo. Los puedes contratar por teléfono o cogerlos en la propia calle. Si ves que llevan una luz roja encendida es que están libres. Los taxis de Buenos Aires cuentan con taxímetro, por lo que no tendrás que regatear. Te los recomendamos sólo para casos de emergencia o cuando te hayas perdido, ya que, aunque no son muy caros, si te acostumbras a ellos te saldrá al final por un pico sin darte cuenta.
Remise: Ya nos hemos referido a este servicio para la recogida del aeropuerto. También lo puedes utilizar para moverte por la ciudad, pudiéndolos contratar en el mismo hotel donde te alojes. El servicio es un poco caro, ya que suelen tener una tarifa de unos $6, que variará según los kilómetros recorridos. Sería una buena opción para desplazarte a algún lugar en particular para el que no encuentres otro medio de transporte satisfactorio.
Tren: También tienes la opción del tren para moverte fuera de la capital o barrios periféricos, lo cual te puede resultar bastante económico.
Coche de alquiler: El alquiler de coche también es una buena opción, como ya te hemos indicado, aunque sólo para desplazamientos fuera de la propia ciudad de Buenos Aires, debido a lo complicado del tráfico en la capital Argentina.